Uniforme

Uniforme es la vestimenta uniforme de los miembros de las fuerzas armadas con el fin de indicar su afiliación a un ejército, su función y rango. Además, los uniformes se distinguen por su uso en uniformes de uso diario, uniformes de servicio y uniformes de misión.

 

Uniformes en la antigüedad:

Los soldados de la antigüedad solían luchar con sus trajes típicos.
El primer equipamiento uniforme de los soldados tuvo lugar en la formación de las legiones romanas. Gracias a la producción masiva de textiles y armaduras, los uniformes se podían producir a bajo costo y, por lo tanto, a gran escala.

 

 

 

 

Uniformes en la Edad Media:

Tras la caída del Imperio Romano de Occidente y el comienzo de la Alta Edad Media, ya no se utilizaron los uniformes de las respectivas fuerzas armadas. En esa época, los menos gobernantes entretenían a los ejércitos en pie; en caso de guerra, se trasladaban en granjeros y artesanos, que entraban en batalla con sus respectivas ropas de trabajo. Los caballeros que llevaban camisas con cadenas o armaduras eran mucho mejores y por lo menos vestían más o menos uniformemente. Sin embargo, con fines de identificación, era habitual tener a los abanderados con el escudo de armas del respectivo gobernante a los costados para identificar su afiliación.

En el transcurso de la Edad Media, sin embargo, algunos gobernantes y/u organizaciones decidieron volver a introducir el uniforme, por ejemplo, la Orden Teutónica.

 

 

 

 

Uniformes en el período moderno temprano:

Después de la Edad Media, los ejércitos mercenarios dominaron las guerras, que se libraron como una especie de compañía. Por lo tanto, normalmente estaban equipados por la industria textil, que además del propio ejército mercenario también era propiedad del empresario, lo que aumentaba considerablemente sus beneficios.

 

 

 

 

Los uniformes en la época revolucionaria:

A partir de mediados del siglo XVIII, los Estados europeos comenzaron a mantener de nuevo sus ejércitos en pie. Con el advenimiento de la industria textil nacional, las prendas de vestir podrían volver a producirse en masa y a bajo costo y las fuerzas armadas podrían estar equipadas con ellas. Los diseños se basaban en la moda civil y a menudo estaban vistosamente equipados, por lo que no ofrecían posibilidades de camuflaje.

 

 

 

 

Uniformes durante las guerras mundiales:

Con la llegada de nuevas armas de largo alcance y las nuevas tácticas de guerra resultantes, la apariencia de los uniformes también cambió y a partir del siglo XIX se introdujeron los colores de camuflaje en las fuerzas armadas para ocultar mejor a los soldados contra el fuego enemigo. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, todas las fuerzas armadas participantes ya estaban equipadas con tales uniformes. Así, el uniforme gris-verde prevaleció en el ejército alemán, con el que los soldados de los campos de batalla estaban claramente mejor camuflados.

 

 

 

En la Segunda Guerra Mundial, los uniformes eran casi idénticos en color a los de la Primera Guerra Mundial. En el curso de la guerra, sin embargo, los primeros uniformes con motivos de camuflaje fueron introducidos y usados por los paracaidistas alemanes y más tarde por las unidades de las Waffen SS.

 

 

 

 

Los uniformes en la Edad Moderna:

Después de la Segunda Guerra Mundial, el patrón de camuflaje prevaleció en todo el mundo y se introdujo en casi todas las fuerzas armadas modernas. El modelo de las fuerzas armadas estadounidenses o el del Bundeswehr alemán son particularmente conocidos. Los patrones de camuflaje de los uniformes también difieren según el lugar de uso, por lo que el color es claro en las zonas desérticas y verdoso en las zonas forestales.

 

 

 

 

Condición de combatiente para los uniformes:

Después de la Segunda Guerra Mundial, el derecho internacional humanitario estipulaba que los usuarios de uniformes estaban legalmente sujetos a la condición de combatientes y, por lo tanto, a las normas de los Convenios de Ginebra en los actos de guerra. Esto permite a las partes beligerantes combatir y matar a combatientes, generalmente miembros de las fuerzas armadas enemigas. Pero también los fundamentos jurídicos en caso de cautiverio en la guerra y el cuidado de las personas heridas deben ser regulados de esta manera.

 

 

 

Equipar un uniforme:

Un uniforme consiste en un conjunto completo de
- Sombrero
- Ropa exterior
- Prendas de vestir
- Calzado
- Accesorios como medallas, insignias de rango, escudos de manga y banderas de países

 

 

 

 

 

This post is also available in: deDeutsch (Alemán) enEnglish (Inglés) frFrançais (Francés) itItaliano (Italiano) zh-hans简体中文 (Chino simplificado) ruРусский (Ruso) arالعربية (Árabe)


Los comentarios están cerrados.

error: Content is protected !!