La Guerra Griega de la Independencia

A principios del siglo XIX, el Imperio Otomano se extendió desde Irak, pasando por el norte de África, hasta los Balcanes y Grecia. En términos territoriales, el Imperio Otomano seguía siendo una gran potencia, pero la guerra otomano-rusa había demostrado que ni el ejército era moderno ni la estructura interna del imperio era moderna. El imperio había estado en un declive constante durante mucho tiempo, que terminó con el establecimiento de movimientos independentistas dentro de las fronteras, que querían separarse de los otomanos.

 

Europa alrededor de 1815

 

 

 

Los primeros levantamientos:

Los primeros levantamientos comenzaron ya en 1804 en la región de los Balcanes, donde Karadjordje Petrovic en Serbia y más tarde Ali Pasha y sus seguidores se enfrentaron a los gobernantes otomanos.

El actual sultán Selim III no sólo vio la posibilidad de demostrar su fuerza militar, sino también de modernizar su fuerza armada. Sin embargo, sus reformas trajeron a su unidad de élite, los Janissaries, contra él, que también lo asesinó en 1807. Su sucesor, el sultán Mahmud II, también diseñó reformas para su ejército, pero éstas debían llevarse a cabo con mayor lentitud y cautela. A pesar de ello, en 1813 logró derrotar primero al levantamiento serbio y en 1822 al de Ali Pasha.

 

 

 

El levantamiento griego:

A pesar de siglos de dominio otomano, los griegos permanecieron fieles a su fe ortodoxa griega. Cuando estalló la revolución en Francia y desde allí la creencia en el nacionalismo y la propia identidad se extendió a Grecia, se fundó en 1814 la sociedad secreta de Philiki Eteria (Sociedad de Amigos), que pidió apoyo a Rusia en su búsqueda de la independencia. La propia Rusia se veía a sí misma en Europa como protectora de los cristianos ortodoxos y tenía a muchos griegos a su servicio. Así que el país prometió su apoyo y Alexander Ypsilantes, un general del ejército ruso, fue elegido como líder.

En febrero de 1821 Ypsilantes comenzó su rebelión contra los gobernantes otomanos en lo que hoy es Rumania. Sin embargo, contrariamente al acuerdo, el apoyo ruso fracasó y los partidarios de la revolución fueron brutalmente aplastados por los otomanos. Los otomanos también procedieron de la misma manera en las otras zonas donde se produjeron los levantamientos.

Las revueltas y la represión simultánea duraron hasta 1822, cuando los soldados otomanos adoptaron una postura dura contra los insurgentes y masacraron a la población en muchos lugares.

Tras la publicación de las masacres, muchos europeos expresaron su solidaridad con los griegos y se unieron voluntariamente al levantamiento. Entre ellos se encontraban personalidades como el poeta británico Lord Byron, asesinado en abril de 1824, o el almirante británico Thomas Cochrane, que se unió a la revolución tras su despliegue en Sudamérica y más tarde se convirtió en comandante de la armada griega.

 

 

 

La intervención de Egipto:

Oficialmente, Egipto pertenecía al Imperio Otomano, pero extraoficialmente estaba dirigido por Muhammad Ali como estado autónomo. Sin embargo, a diferencia del sultán otomano, Ali había adaptado sus fuerzas armadas a la época y las había modernizado a su debido tiempo. Ahora el sultán Mahmud II se vio obligado a pedirle al gobernante egipcio apoyo militar para que tomara medidas contra los levantamientos. Mahoma reunió entonces una flota de unos 10.000 soldados bien entrenados y los puso bajo el mando de su hijo Ibrahim Pasha.

En febrero de 1825 comenzó la intervención del ejército egipcio en Grecia cuando la flota desembarcó en el sur del Peloponeso. Los insurgentes griegos estaban ahora a merced del ejército otomano bajo Resit Pasha del norte y del ejército egipcio del sur. Los griegos se vieron obligados a retirarse y el ejército conjunto otomano-egipcio pudo tomar Mesolongion en 1826 y Atenas después del asedio de 1827.

Mientras tanto, el sultán Mahmud aprovechó la oportunidad y tomó medidas enérgicas contra sus antiguos soldados de élite para hacer cumplir las reformas militares que habían bloqueado constantemente. El sultán disolvió oficialmente a los jenízaros y luego mató a miles de soldados para contrarrestar la venganza. Con este paso pudo finalmente modernizar su ejército y parecía que el Imperio Otomano se estaba recuperando de su decadencia.

 

 

 

Apoyo europeo a los griegos:

Las brutales acciones de los soldados egipcios contra la población civil causaron horror entre las grandes potencias europeas y, finalmente, en julio de 1827, Gran Bretaña, Francia y Rusia unieron sus fuerzas y comenzaron a apoyar las aspiraciones de independencia de los griegos. En septiembre enviaron una flota para bloquear las flotas egipcia y otomana que se habían reunido en la Bahía de Pylos. Al principio la orden era impedir que la flota enemiga saliera, pero los comandantes decidieron no realizar un bloqueo invernal y dejaron que sus barcos entraran en la bahía para la batalla el 20 de octubre de 1827, donde infligieron grandes pérdidas a los egipcios y otomanos.

A pesar de esta derrota, el sultán siguió resistiendo los esfuerzos independentistas de los griegos. Rusia aprovechó la oportunidad del estado de guerra y a partir de abril de 1828 comenzó dos campañas en los Balcanes y Anatolia Oriental. Ya en septiembre, las tropas rusas se encontraban a tan sólo 240 frente a Constantinopla, la capital otomana.

Para evitar que Rusia ocupe todo el territorio del Imperio Otomano, las negociaciones de paz entre Gran Bretaña, Francia, Egipto y el Imperio Otomano comenzaron a finales de 1828. Mientras tanto, un cuerpo expedicionario francés desembarcó en Grecia y supervisó la retirada de las tropas egipcias.

 

 

 

La paz de Edirne:

En 1829, el Imperio Otomano se vio obligado a aceptar las condiciones de paz de las grandes potencias europeas, ya que no habría podido hacer frente a la continuación de la guerra militarmente. Así se decidió la autonomía de Grecia, Serbia, Moldavia y Valaquia. El líder del nuevo Gobierno griego fue el ex Ministro de Asuntos Exteriores ruso Ioannis Kapodistrias. En 1830 Grecia se independizó completamente.

 

 

 

 

 

This post is also available in: deDeutsch (Alemán) enEnglish (Inglés) frFrançais (Francés) itItaliano (Italiano) zh-hans简体中文 (Chino simplificado) ruРусский (Ruso) arالعربية (Árabe)


Los comentarios están cerrados.

error: Content is protected !!